Castañas: Bajas en calorías

castañas - Castañas: Bajas en calorías

Son  ricas en hidratos, bajas en grasas y saciantes

La castaña es un fruto seco muy interesante, y ahora que estamos en plena temporada hay que ir pensando en disfrutar de las castañas. Se puede comer cruda, asada o hervida como un snack saludable, o como un ingrediente más en multitud de platos.

 

Las castañas, propiedades más importantes

Las castañas contienen muy pocas calorías, unas 190 kcal., en comparación con frutos secos como las almendras, las avellanas o las nueces que rondan las 500-600 kcal. por cada 100 gramos.

Se caracterizan por su bajo contenido graso y su alto contenido en agua, casi la mitad de su peso,  similar a la que aportan los cereales, esto hace que sea uno de los frutos secos de menor contenido calórico.

Las castañas son ricas en hidratos de carbono, siendo una buena fuente de energía. Los carbohidratos que aportan son los denominados “complejos”; resultan muy interesantes porque producen una liberación más lenta de glucosa, permitiendo que el cerebro y el organismo en general dispongan de energía de una forma más controlada durante más horas. El organismo los absorbe lentamente, manteniendo los niveles de azúcares equilibrados, quitando o calmando la sensación de hambre; convirtiéndola en un alimento útil en las dietas para adelgazar por el efecto saciante.

Destacan por su aporte en minerales como el potasio, el magnesio, el hierro, el fósforo o el calcio, además son bajas en sodio. También son ricas en vitaminas C , E, y B. Estas últimas vitaminas nos van ayudar a paliar o a reducir la sintomatología propia del otoño, en la que es común sentirnos apáticos o melancólicos. Como dice el refrán, “Las castañas en decocción, en otoño y en invierno alejan de la depresión”.

 

Conservación

Para conservarla mejor lugares frescos y secos, principalmente al aire libre. No deben guardarse en bolsas porque acabarían enmoheciéndose. Si  están peladas y cocidas, se pueden conservar durante algunos días en el refrigerador. También se pueden congelar, tanto crudas como cocidas.

 

Beneficios y usos de las Castañas

Las personas que padezcan de estreñimiento deberán acompañar las castañas con alimentos ricos en fibra, o bien consumirlas con su piel interior. Precisamente gracias a su alto contenido en fibra se convierten en unos alimentos adecuados contra el estreñimiento. Sin embargo, una  gran ingesta pueden provocar en algunas personas estreñimiento, por la presencia de taninos en su composición; sustancia con propiedades astringentes.

Otro de los usos de las castañas es como alimento energético ideal para las personas que sufre agotamiento físico o nervioso, que tienen debilidad orgánica o  intelectual.

Recomendada para los hipertensos (excelente fuente de potasio y apenas contiene sodio), en enfermedades cardíacas, así como para mujeres lactantes y en estados carenciales como anemia ya que son ricas en hierro.

La harina obtenida de las castañas es una fuente alternativa para celíacos, ya que no tiene gluten.

 

Inconvenientes

No es un alimento recomendado para quienes tienen diabetes por su alto contenido en hidratos.

A veces puede resultar algo indigesta, provocando hinchazón de vientre y flatulencias, en especial si las comemos crudas. Para evitar dichas molestias es necesario comer poca cantidad y masticarlas bien. En el caso en el que nuestro aparato digestivo no funcione correctamente, o tengamos algunos problemas digestivos, os recomiendo consumirlas asadas o cocidas y retirar su piel interior.

 

Juani Pino

Servei de Dietètica

castañas - Castañas: Bajas en calorías
Castañas_bajas_calorías

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

X